viernes, 23 de octubre de 2009


Muy buenas a todos.

Regresamos a la clase de Proyecto Integrado la clase pasada, después de una semana sin ella.
Nada más llegar vimos nuestras puntuaciones hasta ahora y, seguidamente, Miguel comentó algunas fotos de las subidas a Flickr esta semana. Así en vista general, según entendí no lo hicimos mal.

Después continuamos viendo un PowerPoint cuyo título nos daban a entender que eran fotos con efecto 3D. En realidad no era así pero lo cierto es que fueron fotos muy impresionantes que te hacían sentirte en el lugar de la foto.

Ya para terminar, Miguel dio unas cuantas lecciones de Fotografía más.
Hablamos del gran angular, que lo obtenemos en nuestras cámaras cuando reducimos el zoom todo lo posible. Gracias a él podemos trabajar fotografiando escenas en las que precisamos captar una totalidad de objetos, como un paisaje. Lo contrario es el teleobjetivo, utilizado para fotografiar a distancia o encuadrar la imagen según nuestros intereses.
La poca profundidad de campo significa que cuando fotografiamos a algún objeto en particular, tan sólo aparece enfocada una parte de lo que vemos, dejando el fondo borroso. La poca profundidad de campo suele utilizarse para darle importancia a lo enfocado con claridad. Así, si hablamos de mucha profundidad de campo, querremos decir que hay más zonas enfocadas que desenfocadas.
La velocidad con la que una cámara fotografía es la velocidad de obturación o tiempo de exposición. Físicamente, es el tiempo que el obturador permanece abierto.
Para restringir la entrada de luz o permitir que entre más, las cámaras disponen de un diafragma. Un diafragma cerrado proporciona mayor profundidad de campo, y a más abierto, menos.

En cuanto a métodos para embellecer la fotografía, la semana pasada conocimos uno, la regla de los tercios, que recuerdo que consistía en disponer lo fotografiado a una distancia determinada y no en el centro.
Esta semana hemos ampliado nuestros conocimientos con el enmarcado, que se consigue utilizando un elemento como marco a la foto de verdad. A veces, puede fotografiarse tan sólo un marco, pero esto sólo ocurre cuando dicho marco es ya de por sí bonito.
Las simetrías también son muy utilizadas en fotografía, junto con las geometrías. Sin embargo, es más común, y más interesante también, cuando una simetría se rompe por la presencia de un objeto más en la foto. Un ejemplo sería un arco perfectamente simétrico y, debajo a un lado, una persona. A mi gusto, en este caso la foto tendría más vida. No siempre que haya simetrías han de fotografiarse tal cual, ya que hay muchos ángulos desde el que verlas y cada uno puede gustarnos más o menos.

Para la foto semanal he acabado decidiéndome por una que cumple mis requisitos principales, y es que me transmite mucho, me resulta agradable verla y con esto ya tengo mi propio aprobado.
Una de sus características es que cumple con la regla de los tercios y, además, tiene poca profundidad de campo: sólo esta enfocado el pie.

Aquí acabo, mucha suerte en los exámenes y hasta pronto.

Un saludo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario