sábado, 28 de noviembre de 2009


Buenas.

El martes pasado tuvimos nuestra penúltima clase de P.I. que cuente para la primera evaluación.
En ella Miguel hizo un recuento de los comentarios que teníamos cada uno en Flickr y señaló a los que más habían conseguido y a los que menos. Como ya dije, ambas partes tendrían una modificación en su nota. Obviamente, los que tengan más comentarios verán su nota beneficiada y los que se encuentren en el grupo de los que menos, un descenso en ella.

Tocamos también un asunto que cada vez es más cercano. El día cuatro de diciembre actuaremos como monitores en el concurso de fotografía. Mis compañeros y yo nos encargaremos cada uno de un grupo de alumnos a los que guiaremos por Medina Sidonia e intentaremos que saquen el mayor partido posible a las fotos de cada lugar.
Miguel ya nos ha ido facilitando información en documentos por correo pero la clase del martes que viene estará destinada en plenitud a este tema, pues debemos prepararnos para hacer un buen trabajo entre todos.
Hubo una noticia que al menos yo desconocía. Los monitores podremos contribuir en la exposición del concurso. Aunque no entremos a participar, se seleccionaran algunas fotos para que sean expuestas.

Pasamos al tema de la fotografía. Como de costumbre Miguel resaltó algunas fotos de esta semana acerca de ventanas.
Antes vimos fotos sobre ciudades, es decir, el partido que se le puede sacar a edificios característicos de la ciudad y demás.
Y, ahora sí, el tema de la semana: reflejos. Para poder ejemplificar este tema bien, vimos varios PowerPoints sobre lo mismo. Muchas de las fotos que vimos allí eran auténticos escenarios de cuento, nos dejaban ver una parte del paisaje mágica. Todo ello es debido, además de la calidad de la cámara, el fotógrafo y del paisaje, al tratamiento que puedan recibir para resaltarla.
Miguel no ha dejado de insistir en que debemos tratar antes las fotos con programas adecuados para ello, ya que los resultados que obtenemos suelen ser más vistosos.
Sin embargo, pese a la grandeza de las fotografías de los PowerPoints, he de decir que desde mi punto de vista no son demasiado atractivas. Tanta belleza junta y tan ideal llega a parecer irreal.
En fin, esta semana como ya he dicho tendremos que hacer la foto a algún reflejo. Bien puede ser de una ventana, o en el agua. Estos días en los que se predicen lluvias podemos aprovechar los charcos para captar algún reflejo interesante.

Para terminar la clase, comentamos brevemente qué nos había parecido el libro “La soledad de los números primos”, sobre todo, se comentaron cómo los humanos podemos acomplejarnos a partir de cosas sin importancia o todo lo contrario, crecernos en las dificultades.

Este ha sido mi comentario sobre la clase. Nos vemos la próxima semana.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario