domingo, 31 de enero de 2010


Buenas noches.

Hace ya casi una semana que asistimos a nuestra clase de Proyecto Integrado. Esta vez era algo especial porque teníamos la visita de un joven de nuestro pueblo que ya había pasado por la Universidad.

Como estamos con el tema de la Universidad y todo eso, Miguel le pidió que viniera a contarnos su experiencia sobre cómo fue para el su estancia en la Universidad de Cádiz, que fue donde estudió Filología Hispánica.
Nos contó que para elegir una carrera hay que tener en cuenta muchos factores, no sólo cuál tendrá más salida, ya que eso será siempre algo impredecible. Hay que valorar que durante unos cuantos años estudiaremos algo y en el futuro esperamos trabajar en algo correspondiente a lo que estudiamos. Es por eso que nuestros gustos han de tomar especial importancia.

Muchos de los consejos dados ya habían sido oídos antes y me quedo con la satisfacción de que algunos de ellos ya los tenía yo presentes sin que nadie me dijera nada, me hace sentir más confiada en mi criterio.

Por supuesto ni la Universidad será un camino de rosas ni una etapa de martirio. Al igual que nos pasó con la ESO, y lo mismo que ocurre ahora con Bachillerato, las cosas acabarán pasando y al final sólo recordaremos lo mejor de cada vivencia.
Para los que estamos ahora mismo estudiando segundo de Bachillerato nos parece lo peor y lo único que queremos es llegar a la Facultad para dejar atrás este agobio de exámenes.

Sin embargo Selectividad pasará, llegaremos a la Universidad y estaremos ilusionados, como es normal, pero también llegaremos a pensar que ojalá que pase ya. Habrá cosas malas y Bachillerato nos parecerá mejor, o no.

Para nuestro invitado en la Universidad estudiaba menos que en Bachillerato, pero, ¿qué diría alguien que se encuentra ahora mismo sumergido en estudios para sus parciales? No sé.
La cosa es que con menos o más esfuerzo, José Manuel, que así se llama ha recibido becas que le han hecho probar nuevas experiencias que para él se quedan, formándolo aún más en su preparación profesional.

Por último, y para concluir, el mensaje siempre es el mismo, el que nos llevan repitiendo desde que nacemos: continuar luchando. No dejar nuestro cometido jamás, esforzarnos por obtener un reconocimiento futuro, que llegará.

Mañana en clase de Proyecto Integrado nuevos invitados, esta vez de nuestro propio centro.

Un saludo y hasta la próxima semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario