sábado, 6 de febrero de 2010

1.Feb.2010

Hola a todos.

En la clase de esta semana de Proyecto Integrado, Miguel invitó a cinco profesores del instituto para que nos explicaran sus vivencias universitarias, muy diferentes entre ella y las cuales resumo a continuación.

- Alonso Malia.

Alonso siempre se vio atraído por la ciencia, prueba de ello fue que estudió Física.

Con 18 años se fue a estudiar a Granada con un grupo de amigos de Barbate, pudiéndose ir más cerca de su pueblo, pero eligió Granda porque tenía empeño en irse lo más lejos posible de su cuidad natal.

Nos explica que en el aspecto social todo fue muy positivo y conoció a gente de todos sitios. Pero la impresión que se llevó de la facultad fue horrible. Pensaba mucho en su casa y al mes de estar allí ya se quería volver. Lo pasó muy mal pero aguantó y aprendió a vivir solo. Empezó a conocer a gente, ha hacer amigos y a soportar momentos muy duros, nos dice.

Por últimos nos recomendó que lo intentemos y que nunca nos volvamos porque esta experiencia es lo que te hace como persona porque es la etapa más importante de nuestra vida, que te hace ver las cosas de otra manera y valorar lo que tienes en casa cuando te vas lejos.

- Antonio Pan.

Este profesor estudió matemáticas pero nos dice que cuando se tuvo que ir dudó si estudiar eso o no porque pensaba que no tenía salida. Al final las estudió en Puerto Real, que era el lugar más cerca de su pueblo, Medina Sidonia.

En el aspecto académico lo pasó muy mal porque todo era distinto a como fue hasta entonces. Salvo excepciones, los profesores eran muy malos y explicaban mal, eran poco profesionales. Se tenía que buscar la vida con apuntes, en exámenes de otros años, en diferentes libros, etc… Nos dice que así aprendió a buscarse la vida por sí mismo.

El aspecto social fue muy distinto. Para él, la vida en el piso de universitarios es impresionante. Y lo más importante es que se hacen muchas fiestas en el piso que dan pie a conversaciones entre los compañeros. Antonio nos contó una anécdota que le ocurrió en una de las fiestas que hizo en su piso.

Nos dijo también que se disfruta mucho más de las cosas cuando vuelves a tu casa después de un tiempo fuera, y eso que él no se fue tan lejos de casa.

Para terminar nos comentó que a la hora de que te admitan en un trabajo es más importante los cursos extraescolares que hagas, que la nota en sí que tengas de la carrera, por esto nos dice que no nos agobiemos por las notas, que a la hora de escoger una carrera le demos más importancia a lo que nos guste trabajar que es a lo que nos vamos a dedicar toda nuestra vida que a lo que queramos estudiar y que estar en la facultad te forma más como persona y cambia tu forma de ver la vida.

- Pedro Callealta.

Este profesor es de Puerto Real y estudió en Puerto Real, por lo que no salió de su casa durante su época universitaria.

Le gustaba la ciencia y por eso estudió química, además de porque estaba más cerca de casa.

Nos cuenta que en primero de carrera no tenía apenas dificultades. Para él, COU fue más difícil que la carrera. Casi ni estudiaba porque no le daba tiempo. Por las mañanas tenía clases teóricas y por las tardes tenía las prácticas. Llegaba a su casa cansado de todo el día y no tenía ganas de estudiar.

Los profesores de la facultad no eran grandes figuras (excepto algunos), no tenía preparación porque no le exigían nada para ejercer como profesor.

El se buscaba la vida para aprobar en los libros que escribía el profesor y en los apuntes.

Por lo que respecta a la parte social, nos dice que los amigos que más conserva son los de esta época porque era con los que más tiempo pasaba.

- Antonio Mateos. (Jefe de estudios)

Es hijo de militares y por eso estuvo hasta octavo en clases de niños, sin ver una niña. Conoció a las chicas en la facultad y alucinó con ellas.

Para él, el futuro que le esperaba era o la milicia o la universidad, y eligió esta última.

Estudió Física en Sevilla, aunque actualmente es profesor de matemáticas porque se presentó a las oposiciones de matemáticas y las aprobó.

Se fue a una residencia de militares donde se encontró con gente que estudiaba de todo tipo de carreras.

En la universidad pasó de ser matrícula de honor a sacar un 0.25 en su primer examen de álgebra que duró cuatro horas.

En la universidad no encontró ningún profesor que fuera bueno.

Nos cuenta que repitió curso porque le gustaba mucho salir de fiesta, no supo compaginar la vida social y la universitaria y tuvo que terminar la carrera a distancia.

Nos aconseja que todos debemos llevar una vida universitaria lo más lejos posible de nuestra casa. Nos comenta que la carrera nos proporcionas la facilidad de solucionar problemas y que seamos capaces de compaginar la vida social con los estudios.

- Nathalie.

Esta profesora es de Francia, y por ello tuvo una experiencia universitaria un poco distinta a los anteriores.

Estudió Filología Hispánica y Francesa. Siempre tuvo claro que quería estudiar y lo consiguió. Nos cuenta que es una persona muy liberal.

Para ella la facultad era un mundo nuevo y tuvo una experiencia fabulosa. Como en Francia estudian un mismo curso personas de muy diferentes edades, su mejor amiga la superaba en 20 años de edad y la relación era diferente a la que pudiera tener con una chica de su edad.

Daba clases en diferentes ciudades de Francia y necesitaba mucho dinero, por eso trabajó ya que sus padres no tenían dinero. Además necesitaba muchos libros que eran muy caros.

Con su primera beca se vino a España a terminar su tesina y actualmente es profesora de francés de nuestro instituto.

En fin, todos los profesores, con sus distintas experiencias coinciden en que la universidad es la etapa más importante de nuestra vida, la que nos hace como persona, nos proporciona madurez y nos hacer ver y valorar lo que tenemos de otra manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario