sábado, 13 de febrero de 2010


Buenas.

Volvemos una semana más para comentar algo de la clase de Proyecto Integrado, esta vez sobre un vídeo muy conocido en la red. En él oímos las palabras de un recién licenciado en Medicina que ofrece un discurso al resto de personas de la graduación.
El primer mensaje que nos ofrece puede parecer chocante: "Usen protector solar". Y sí, es muy cierto y está comprado científicamente que previene posteriores daños como sería el cáncer de piel.

¿Y qué tiene de interesante esto? En mi opinión creo que el discurso empezó así para resaltar la importancia del alma de cada uno, que cobraría importancia más tarde.
Podemos padecer enfermedades, quedarnos sin trabajo, mudarnos, pero siempre nos queda una cosa que envejece de una manera muy diferente de lo que lo hace nuestro físico, que consiste en madurar.
Así envejece nuestra alma, madurando y hay ciertos aspectos en la vida que no pueden aprenderse o enseñarse mediante consejos. Estamos cansados de oír frases que nos intentan guiar por un camino u otro, pero tenemos la costumbre de hacer siempre lo que nos va pareciendo mejor, lo que nos dicte nuestro interior. En el fondo, creo que hacemos bien.
Los profesores siempre nos dicen que no aprendamos el temario de memoria, si no que razonemos, que busquemos consecuencias... Lo mismo, con completa exactitud, ocurre en la vida. Los consejos son una forma de aprender de memoria, y claro, no es lo correcto.

Para mí, lo genial que tiene vivir es que tienes que experimentar para conocer, para saber y dar tu opinión segura y razonable.

Sin embargo, nos siguen bombardeando con consejos, y hay que admitir que no todos son inútiles. En este vídeo se ofrecen una serie de ellos muy continuados.
Posiblemente no conseguiremos seguir ninguno de ellos, porque, por ejemplo, sabemos que es imposible no pensar que los padres son un castigo superior, y también sabemos que los queremos por encima de todo y que continuaremos a lo largo del tiempo unidos a ellos.
Sí. Es así y con el paso del tiempo no sólo nos daremos cuenta de que se cumplen, si no de que no los llevamos a cabo.

Y ahora, contrariando todo lo que digo, os doy un consejo: no os preocupéis por seguirlos.

Entonces, ¿qué nos hace sacar el brillo en nuestros ojos con este vídeo? No lo sé. Principalmente darnos cuenta de que estamos vivos, que somos un continuo cambio físico con una base en nuestra alma.
Desechar todo lo que nos rodea, que es todo y a la vez nada por lo poco que importa, al fin y al cabo.

Pero bueno, estamos en una realidad material, en la que tener un coche es imprescindible, sí, no pretendo mudarme a una montaña aislada para procrear y alimentarme para mantener mis funciones vitales activas. Ni muchísimo menos.
Nuestra evolución es un puente para disfrutar más aún de la amplia posibilidad que nos da el alma que, como ya dije, es por así decirlo nuestra raíz, el esqueleto de lo que somos.

Llevamos cometiendo durante muchos años el mismo fallo: dejar la mente en blanco. No pasa nada, si hay algún problema, mentes en blanco.
Quizá alguien haya conseguido hacerlo, aunque no creo que sea posible alejarte tanto de una parte de ti que te controla en sobremanera.
¿Por qué hemos de alejarnos de ella? Lo más razonable es olvidar momentáneamente lo exterior, no lo que llevamos dentro, algo tan profundo.

El objetivo que extraigo del vídeo es tan simple como la introducción a un nuevo estudio para aprender a convivir con nosotros, ya no sólo con los demás, con la vida, no. Comenzar desde el principio, desde lo que llevamos dentro para después ser exteriorizado en forma de cada uno de nosotros. Lo esencial.

Disfruten el fin de semana, ya sea carnavalesco o no.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario